lunes, 15 de mayo de 2017

edvard munch - atardecer 1888


edvard munch - ensenada con bote y casa 1881


hiroshi-sugimoto - catalina de aragón 1999


(impresión a la gelatina de plata)

hiroshi-sugimoto - fidel castro 1999


(impresión a la gelatina de plata)

  • Portraits (1994-1999) reúne fotografías de estudio de personalidades históricas moldeadas en cera. La pieza principal retrata al rey Enrique VIII con sus seis esposas, pero la serie incluye figuras políticas y religiosas más recientes como Yasir Arafat o el papa Juan Pablo II.
    Los sujetos representados son siniestramente verosímiles, casi hiperreales, gracias al magistral uso por el artista de las posibilidades técnicas de la cámara. Y es que estas obras se crean a partir de montajes muy calculados: en su estudio, Sugimoto colocó las figuras de cera contra un fondo negro para conferirles una apariencia arquetípica y engrandecida. También utilizó un negativo blanco y negro de gran formato para conseguir una definición en los detalles y tonos que eleva las fotografías a los niveles de los retratos pictóricos históricos.
    Pese a su exacerbado realismo e impecable claridad, estos retratos de personajes que, en su mayoría, murieron hace tiempo, son imposibles. Es la tensión entre lo falsificado y lo real, lo animado y lo inanimado, la muerte y la vida, lo que confiere a estas efigies esa peculiar carga siniestra.

hiroshi-sugimoto - Cabot Street Cinema, Massachusetts


(impresión a la gelatina de plata)

Hiroshi Sugimoto - movie theatre 1979


(impresión de gelatina a la plata)

Theaters (1976- ) agrupa fotografías tomadas en cines clásicos y autocines. La luz que se refleja en sus pantallas es la única fuente lumínica de los oscuros interiores de las salas, cuyos diversos elementos decorativos se relacionan con el interés de Sugimoto por la arquitectura y los diseños estéticos del pasado.
Para realizar estas obras, Sugimoto dejó abierto el obturador de una cámara de gran formato durante la proyección en las salas de un largometraje completo: un procedimiento simple pero radical con el que la longitud de la mencionada proyección está determinando el tiempo de exposición de la cámara.
Esta deliberada sobrexposición del negativo tiene por resultado la captación de la luz que se ha acumulado en la pantalla durante toda la duración de la película, lo que se concreta en un rectángulo blanco, vacío y brillante, rebosante de una luminosidad que puede leerse como representación de la muerte.
En conjunto, Theaters capta con maestría cuán inconmensurables son algunos conceptos relativos al tiempo: la larga durée de la película se comprime en una instantánea; el caudal acumulado de fugaces imágenes animadas se hace abstracto y al mismo tiempo intensamente concreto.

hiroshi-sugimoto - birds of south georgia 2012


(impresión a la gelatina de plata)

hiroshi-sugimoto - alaskan wolves 1994

(impresión a la gelatina de plata)

hiroshi-sugimoto - wapití 1980


(impresion a la gelatina de plata)

Artista multidisciplinar, Hiroshi Sugimoto trabaja con la fotografía, la escultura, la arquitectura y la instalación. En el campo de la fotografía está considerado como uno de los más importantes autores de las últimas décadas, con obra en colecciones como las del Metropolitan Museum y el Museum of Modern Art de Nueva York, el Smithsonian de Washington o la National Gallery y la Tate Gallery de Londres.
Sugimoto ha reinterpretado la tradición fotográfica clásica imprimiendo un giro conceptual a géneros como la naturaleza muerta, la fotografía abstracta, el retrato y la fotografía de la naturaleza. Gran intelectual y conocedor de la tradición artística y de la cultura clásica japonesa, su obra contiene una muy meditada carga conceptual que conduce al espectador a la reflexión filosófica. La vida, la muerte, el paso del tiempo, son algunos de sus temas habituales, usados en imágenes de una gran belleza visual y un elevado virtuosismo técnico que se ven acentuados por el uso habitual de grandes formatos.
La técnica juega un papel fundamental en su modo de entender la práctica fotográfica.
Para mí la técnica es muy importante. Mi concepto se ajusta a sus límites. Veo lo que la cámara puede ver. Siento como si me volviese una cámara. Mi mente es una cámara oscura. Hiroshi Sugimoto
Fiel seguidor de las enseñanzas técnicas de Ansel Adams, Sugimoto es un artesano maestro que rechaza la tecnología digital en favor de métodos tradicionales. Con ellos obtiene impresiones notables por su acaba perfección y verosimilitud y además logra capturar realidades naturalmente invisibles al ojo humano, jugando con la brecha que se produce entre lo percibido por el ojo y lo procesado por la mente.
De este modo sus imágenes consiguen revelar los puntos ciegos de nuestra experiencia en el mundo, interrogar al espectador acerca de su propia capacidad de percepción, situándole en los límites entre ilusión y realidad. En conjunto, la obra de Hiroshi Sugimoto constituye una profunda meditación en torno a la naturaleza de la percepción, la ilusión, la representación, la vida y la muerte.
Esta exposición, que ha contado con el comisariado de Philip Larratt-Smith, ofrece un panorama de sus series fotográficas más conocidas, algunas de ellas por terminar. Recorre así cuarenta años de trabajo y anticipa próximas aportaciones.

(texto de introducción a esta exposición tomado de la página oficial de fundacionmapfre)