viernes, 4 de octubre de 2013

anthony van dyck - retrato de isabella brant 1621


un cuadro de finales de 1621, tan solo unos meses antes de partir para Italia. Durante estos Van Dyck llevó a cabo algunos excelentes retratos, como el de la entrada anterior. Previamente había sido invitado a visitar Inglaterra junto con otros seis artistas comisionados para pintar varios cuadros en la Corte Británica de Jacobo I.  No permaneció allí más que unos cuatro meses pero debieron tener gran importancia en la carrera artística del pintor, pues, libre en cierto modo de los imperativos católicos y de la influencia del mismo Rubens, llevó a cabo algunas obras mas desenfadadas . Como ejemplo traemos un retrato que hizo al futuro Duque de Buckingham, "el hombre con el cuerpo más hermoso de Inglaterra" como posiblemente habría pensado el mismísimo Jacobo I, y a su esposa lady Katherine Manners, pero !qué retrato! emulando a Venus y Adonis, algo que no habíamos visto todavía en la pintura de Van Dyck. Aprovechamos la ocasión para introducir un texto original debido a Luis Reyes, a quién agradecemos de antemano su excelente trabajo ,sobre este singular y poderoso personaje de la Inglaterra del XVII, quién en cierto modo tuvo mucho que ver con esta fugaz visita de Van Dyck a su país.

Pero volvamos a nuestra obra, pintura no precisamente pequeña, 153 cm de alto y 120 cm de ancho,y que representa a Isabella Brant, primera mujer de Rubens, hija de un importante funcionario de Amberes y con la que el maestro tuvo tres hijos. Desgraciadamente murió con tan solo 34 años víctima de una de las atroces plagas que asolaban en aquellos años pueblos y ciudades. Si Van Dyck la pintó una vez, Rubens, no podía ser menos como buén marido, la pintó muchas más y aquí traemos cuatro de ellas realmente soberbias :

-la de 1609 de la Alta Pinacoteca de Munich

-la de 1621 ,lápiz ,del British Museum

- la de 1625 perteneciente a la Galería degli Uffizi

- y la de Cleveland de 1620-25

Bién, con  este estupendo retrato acabamos la visita a esta memorable exposición del Prado . En Octubre de 1621 partió para Génova, y, al igual que muchos de los pintores flamencos coetáneos, pasó en Italia un largo período de su vida, hasta Septiembre de 1627, momento en el que volvería de nuevo a su Amberes natal. Italia, como para casi todos los artistas de la época, era visita obligada, y su influencia en la mayoría de ellos y por supuesto en Van Dyck fué decisiva y constituyó un verdadero soplo de aire fresco en su estilo y temática. Como muestra traemos un retrato de la  Marquesa Balbi pintado tan solo algunas semanas después de su llegada a la ciudad de Génova. A partir de aquí se abre una etapa muy diferente en la vida y la obra de este genial pintor que moriría joven,  a sus 42 años , en Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario